estrategias de marketing para supermercados

¿Aun crees que los supermercados dejan las ventas de sus productos al azar? La realidad es que no, Más de la mitad de las compras que realizamos en los supermercados no están planificadas de antemano, siendo esta estadística aún mayor si vamos a comprar junto a la pareja o junto a los hijos.

Los colores de los carteles, la ubicación de los productos en las góndolas, la inclinación de los changuitos y la música ambiental, entre otros, son los trucos para inducir a los consumidores a comprar más de lo que necesitan.

Las estrategias de marketing consisten en acciones que se llevan a cabo para alcanzar determinados objetivos relacionados con el marketing, tales como dar a conocer un nuevo producto, aumentar las ventas o lograr una mayor participación en el mercado.

En el caso de los supermercados, las distintas estrategias, o trucos que ellos utilizan, son para que sus clientes compren más productos o para generar mayor interés de compra sobre un artículo en particular.

Las compras espontáneas, aquellas en las que el consumidor se deja llevar por sus impulsos, representan entre el 30% y el 60% de las ventas. En muchas ocasiones, sobre todo en los supermercados, este tipo de compras son alentadas por trucos psicológicos que la mayor parte de grandes superficies comerciales dominan a la perfección.

Estrategias de marketing para supermercados

1 – Lo mas importante e imprescindible al fondo del super

Los productos de primera necesidad -como la leche- siempre se sitúan en las últimas góndolas del supermercado para que así el cliente recorra todo el establecimiento y en ese trayecto vaya sumando productos al carrito. 


2 – Los carritos de compra que se utilizan

Los carritos de compra no suelen ir muy rápidos, tiene un pequeño freno en las ruedas para que la compra sea más lenta y así el comprador pueda fijarse en otros productos que a priori no necesitaba. También suelen estar inclinados levemente hacia la izquierda para que tengamos que agarrarlo con la mano de ese lado y así con la derecha el cliente pueda agarrar más fácilmente las cosas de las góndolas, consigna ABC.es.


3 – Forma y manera de disponer los productos

La mayor parte de los supermercados fuerzan al cliente a moverse de derecha a izquierda. Por este motivo, los productos más “tentadores” están casi siempre colocados a la derecha.


4 – La ubicación del producto según su precio

Los productos que los supermercados quiere que el cliente compre están colocados a la altura de los ojos. Las marcas más caras ocupan la parte superior de las estanterías, mientras que las más económicas están en la parte inferior.


5 – Ubicación de productos para chicos

Los productos destinados al público infantil, como los cereales, están colocados a la altura de los ojos de los más pequeños.


6 – El tamaño importa.

En los supermercados llenos de gente, el cliente invierte menos tiempo en las compras y realiza también menos compras impulsivas.


7 – Colores específicos

Los colores cálidos atraen al cliente al punto de venta, mientras que los colores fríos fomentan la contemplación y las ventas. Lo mejor es utilizar colores cálidos para el exterior del supermercado y colores fríos para el interior, consigna el portal Marketing Directo.


8 – El sonido en el ambiente dentro del supermercado

La música lenta en los supermercados incita al consumidor a tomarse su tiempo y a gastar más dinero en sus compras.

La música alta y estridente fuerza al cliente a moverse rápidamente por la superficie del supermercado sin que las ventas se vean afectadas por ello, mientras que la música clásica es especialmente adecuada para estimular las ventas de artículos caros.


9 – La parte más rentable de un supermercado es la línea de cajas.

Después de hacer cola durante varios minutos para pagar sus compras, es muy probable que el consumidor caiga en la tentación de comprar las golosinas expuestas junto a la línea de cajas.


10 – Precios psicológicos.

Los precios nunca son redondos para parecer más económicos y a su vez dificultar las comparaciones. Además, casi siempre terminan en 5 o 9, los números que atraen más al comprador.

11- Cambiar la ubicación de productos básicos periódicamente

Cuando un usuario ya conoce la distribución del supermercado y ya sabe dónde ir a recoger los productos que necesita, es cuando la distribución del supermercado cambia.

El supermercado se asegura de este modo que el cliente se pasee durante más tiempo por todos los pasillos, encontrándose con artículos que puede decidirse a adquirir

12- La figura del dependiente amable

Aunque la amabilidad del dependiente parece más de otras épocas y hoy en día se estile una conducta mucho más fría y profesional (coherente con el cambio en la naturaleza de las relaciones laborales y los hábitos de consumo), lo cierto es que algunas superficies más sofisticadas, como las tiendas de Apple, rebosan de empleados con amplios conocimientos que no cobran comisión por venta y se encargan de responder a todas las dudas o problemas de los clientes sin hacer uso de técnicas de marketing invasivas.

Este trato exclusivo y amable es una estrategia de marketing más, especialmente en superficies que se venden artículos de precios elevados y con un gran margen de beneficio.

13- Las bolsas de plástico y la contaminación

Una de las principales cadenas de supermercados estatales anunció años atrás que empezarían a cobrar por las bolsas de plástico, ya que era un compromiso de la empresa el cuidado del medio ambiente. Fue una campaña de amplia difusión.

Sin embargo, la motivación de esta campaña no era tanto el ecologismo de la macroempresa, sino, simplemente, poder rentabilizar un “artículo” que antes se entregaba de forma “gratuita”. Se encargaron también de ofrecer bolsas reutilizables con las que poder obtener unos ingresos extra, con su logo estampado bien grande, consiguiendo así publicidad gratuita. Una estrategia de ganancia asegurada.

14- “Te traemos la compra a casa, gratis”

Está en auge el servicio de entrega a domicilio de la compra en el supermercado, de forma gratuita. Eso implica efectuar una compra de un valor mínimo, por ejemplo, de 50 €.

Si tu intención era efectuar una compra de 30 €, deberás gastar los 20 € restantes en alguna cosa, probablemente que no necesitas urgentemente, para que te lo traigan a casa.

15Pasillos angostos.

En ningún caso la separación entre las góndolas (como podemos ver debajo) permiten que circulen más de dos carros al mismo tiempo uno al lado del otro. Muchas veces se colocan pallets, cajas, botellas u otros objetos que obstaculizan el paso y hacen que debamos detenernos.

Los carritos de la compra son un invento de 1938 especialmente concebido para que el consumidor aumente el volumen de sus compras

16- Puntos de degustacion

Los clásicos puntos de degustación nunca pierden vigencia. Es una buena forma para llenar nuestro carro de compras de productos suntuarios o nuevas marcas que no pensábamos adquirir. Hasta el uniforme de estas promotoras es diferente al del supermercado. Y ni hablar de su apariencia física que en ocasiones llega a ser cercana a la de una modelo de protocolo.

17- La sección de frutas y verduras

El juego de los colores en la sección de frutas y verduras. Es una sección llena de color que se convierte en un verdadero estímulo para el cliente. Un supermercado tiene que dar especial importancia al manejo del color en la zona de vegetales. Este lugar es el punto más atractivo en cualquier supermercado. Un negocio que no tiene bien exhibidas sus frutas, no genera deseos de entrar.

18- Sección vinos y licores

La sección de vinos y licores en un buen supermercado, tiene góndolas creadas en madera, quizás hasta unas enredaderas de plástico simulando las hojas de la vid, un color más cálido, mucho olor a madera. Son lugares que incitan a quedarse. Como son productos que producen placer, pero no son indispensables, necesitan convertir a esos rincones en los más bellos del supermercado.

19- Diferentes tipos de carteles

Encontramos cartelitos colgando de los techos con precios y ofertas. Esto nos brinda la sensación de que hay muchas cosas a buen precio en el supermercado. En ocasiones se ubican “habladores” o cartelitos que sobresalen en la góndola, indicando que hay productos supuestamente en promoción. Estos anuncios al estorbar un poco y romper la uniformidad, nos hacen mirar y evaluar si ese producto nos hace falta.

20- La utilización de la tecnología a su favor

Hoy existe tanta tecnología en nuestras manos, que algunos supermercados grandes han comenzado a generar Apps donde se muestra el plano del local, para que las personas puedan ubicar donde se encuentra cada producto.

 

Como puedes ver todo esta pensado, la utilización del marketing en supermercados es realmente vital para subir sus resultados y lograr mejores resultados.

Espero que este post, recopilación de otros post que hablan sobre el tema, te resulten útiles, te invito a que dejes tus comentarios o compartas el articulo con otras personas.

Un cordial saludo y lo mejor para tu vida y negocios.

Jorge A Magallanes

Asesor y Coach de emprendedores.

 

 

Fuentes:

http://www.eldiario24.com/nota/319159/diez-estrategias-de-marketing-que-usanlos-supermercados-para-vender-mas.html

https://psicologiaymente.net/consumidor/trucos-psicologicos-supermercados#!

http://dineroclub.net/estrategias-de-marketing-dentro-de-los-supermercados-alvarodabril/